Guacamole con totopos caseros

Tiempo de Prepraración
Tiempo de Elaboración
Tiempo Total
30 minutos
30 minutos
1 hora

El guacamole es un dip o salsa originario de la cultura azteca, y su historia se remonta a más de cinco siglos en la región que ahora conocemos como México. El ingrediente principal de esta deliciosa mezcla es el aguacate, una fruta que ha sido cultivada en América Central y del Sur desde tiempos precolombinos.

Los aztecas, antiguos habitantes de México, crearon una mezcla llamada «ahuaca-mulli», que significa «salsa de aguacate» en náhuatl, el idioma azteca. Esta mezcla original consistía en aguacate machacado, tomates, chiles y sal. Los aztecas apreciaban no solo el sabor, sino también las propiedades nutritivas y energéticas del aguacate. Con la llegada de los españoles en el siglo XVI, se introdujeron nuevos ingredientes como cilantro, ajo y cebolla en la mezcla. A lo largo del tiempo, la receta del guacamole ha evolucionado y se ha adaptado a diferentes regiones y preferencias, pero el aguacate ha permanecido como el componente esencial.

La palabra «guacamole» proviene de la combinación de dos palabras náhuatl: «ahuacatl» (aguacate) y «mulli» (salsa o mezcla). Este nombre ha trascendido fronteras y es ampliamente reconocido en todo el mundo.

Por su parte, los totopos, también conocidos como tortilla chips, son un elemento fundamental en la gastronomía mexicana y en muchas otras culturas culinarias. Estos deliciosos aperitivos están hechos principalmente de tortillas de maíz, que se cortan en triángulos y se fríen hasta que quedan crujientes y dorados. Su textura crujiente y su sabor ligeramente salado los convierten en el acompañamiento perfecto para una variedad de platos, desde guacamole y salsa de queso hasta chili con carne.

La historia de los totopos se remonta a la época precolombina en México, donde las tortillas de maíz eran un alimento básico. Se dice que los antiguos aztecas preparaban una versión temprana de los totopos, cortando tortillas sobrantes en formas pequeñas y luego secándolas al sol para conservarlas. Con el tiempo, este método evolucionó y se popularizó la técnica de freír las tortillas para producir los totopos crujientes que conocemos hoy en día.

Ingredientes

Guacamole:

  • 3 aguacates maduros
  • 1 tomate mediano
  • 1/2 cebolla roja
  • 1 lima
  • 1 puñado de cilantro fresco
  • Sal al gusto
  • Jalapeño al gusto
Totopos:
  • 2 tazas de harina de maíz amarillo
  • 1 1/4 tazas de agua
  • 1/2 cucharadita de sal 

Mise en place

  1. Corta los tomates en daditos pequeños
  2. Pica la cebolla bastante fina
  3. Pica el cilantro también muy fino
  4. Pica el jalapeño

Elaboración

Para los totopos:

  1. Mezcla la harina de maíz con el agua y la sal, deja que se hidrate unos 5 minutos.
  2. Haz bolitas del tamaño de una nuez y ponlas en la prensa de hacer tortillas, también puedes estirarlas con un rodillo.
  3. Cocínalas en una sartén girándolas hasta que veas que se hinchan, señal de que se han cocinado por completo. Resérvalas.
  4. Corta las tortillas en 6 trozos para obtener triángulos.
  5. Fríe los triángulos en abundante aceite vegetal hasta que se doren y queden muy crujientes.
  6. Resérvalos y ponte con el guacamole.

Para el guacamole:

  1. Corta los aguacates por la mitad, retira el hueso y saca la pulpa con una cuchara.
  2. Tritura los aguacates con un tenedor hasta obtener un puré grueso. Si prefieres un guacamole más suave, puedes usar un procesador de alimentos.
  3. Agrega el resto de ingredientes picados: tomate, cebolla, cilantro y jalapeño.
  4. Exprime el jugo de la lima sobre los ingredientes. Esto no solo agrega sabor, sino que también ayuda a prevenir que el guacamole se oxide y oscurezca.
  5. Mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien combinados. Sazona y corrige a tu gusto.  

Emplatado

Sirve el guacamole recién hecho junto con los totopos y disfruta de este manjar.

¡Buen provecho!

listovelas
listovelas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *