Sopa Paraguaya

Tiempo de prepraración
Tiempo de cocción
Tiempo total
20 minutos
30 minutos
50 minutos

La Sopa Paraguaya tiene sus raíces en las tradiciones culinarias de la población guaraní, la comunidad indígena predominante en Paraguay. La base de la receta, el maíz, era un alimento fundamental en la dieta guaraní y se utilizaba en diversas preparaciones. Con la llegada de los colonizadores españoles, se incorporaron nuevos ingredientes como la cebolla y el queso, dando lugar a la fusión de sabores que caracteriza a este plato.

El nombre puede resultar intrigante, ya que sugiere una sopa pero en realidad se trata de un pastel. La teoría más aceptada sobre el origen del nombre es que proviene de la época de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), un conflicto en el que Paraguay se vio involucrado. Durante ese período, la harina de trigo escaseaba y la población empezó a usar la harina de maíz para preparar sus alimentos, incluyendo esta especie de pastel. La gente lo llamaba «sopa» en tono de humor, ya que la harina de maíz se mezclaba con otros ingredientes para hacer una especie de «masa» similar a la sopa.

Ingredientes

  • 350g harina de maíz
  • 500g leche
  • 350g cebolla
  • 300g queso paraguayo
  • 10g sal 
  • 100g manteca de cerdo
  • 100g aceite
  • 3 huevos (150g)

Mise en place

  1. Corta la cebolla en juliana fina
  2. Monta los huevos a punto de letra
  3. Precalienta el horno a 200º

Elaboración

  1. Funde la manteca en 2/3 del aceite de la receta.
  2. Añade la cebolla y la mitad de la sal, fríela hasta que quede blanda.
  3. Introduce la bandeja en el horno con el resto del aceite que habías reservado. Hace falta que este aceite esté muy caliente a la hora de dosificar la masa de la sopa paraguaya.
  4. Hidrata la harina de maíz con la leche.
  5. Añade la otra mitad de la sal.
  6. Añade la cebolla frita y toda la grasa (aceite y manteca fundida).
  7. Añade el queso paraguayo desmenuzándolo con las manos. Si no lo encuentras, puedes usar otro queso latino. 
  8. Añade el huevo montado a punto de letra. Esto significa que puedes dibujar letras con el huevo, si no te salen, sigue montando.
  9. Saca la bandeja del horno con el aceite bien caliente.
  10. Dosifica la masa sobre el aceite y disfruta del sonido.
  11. Devuelve la bandeja al horno y hornea a 200ºC durante 30-40 minutos, hasta que la sopa se dore por completo.
  12. Saca la sopa del horno y espera que se temple.

Emplatado

Puedes cortar porciones del tamaño y forma que más te guste, en mi caso he optado por clásicos cuadrados. La sopa paraguaya se puede disfrutar tanto fría como caliente, yo te recomiendo un punto intermedio. Para mi gusto, la sopa templada es la temperatura en la que mejor se aprecian todos los sabores. 

¡Buen provecho!

listovelas
listovelas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *